125
125 points

Hay quienes se rinden en este deporte al primer minuto, otros aguantan un set hasta dejarse llevar. Otros intentan ganar hasta el final y dan su máximo esfuerzo. Y Después está Tara Moore. Una luchadora de los pies a la cabeza.

0-6, 0-5. Así iba el marcador en la primera ronda del ITF de Sunderland. Contra todo pronóstico Tara Moore iba a convertirse sin saberlo, en la protagonista de una de las mayores remontadas en la historia del tenis. Pese a que en ese partido Moore era la número 479 del ranking de la WTA, la tenista dió una lección de como no perder la fé a todos los espectadores que acudieron a ver el partido aquel día a la pista británica.

Las casas de apuestas deportivas intuían la derrota de la tenista nacida en Hong Kong y nacionalizada británica como una apuesta segura, más aún cuando en el segundo set, su rival Jessika Ponchet dispuso de una bola de partido con un 30-40 y 0-6/ 0-5 en el marcador. La tenista nacida el 6 de agosto de 1992 salvó aquel “match point” con un smash que parecía irse afuera pero cayó agonizantemente en la línea después de haber tocado la red como si de un punto milagroso se tratase. Ese remate mágico significaría para Moore un punto de inflexión en aquel encuentro. No se sabe que tecla tocó a nivel psicológico, pero el resurgir de la jugadora británica dió comienzo desde aquel preciso momento.

Moore se fue recuperando he imponiendo su juego, imposibilitando la respuesta de Ponchet, hasta acabar forzando el tie-break en el segundo set, que finalizó con un 9-7, y con el marcador igualado. Se antojaba difícil hacer un pronóstico deportivo sobre este partido después de ver lo que había pasado en la segunda manga del partido de Sunderland. En el tercer set continuó desplegando un buen tenis y logró cosechar el 6-3, con el que ganaba el partido y se convertía en la protagonista de esta gran gesta del tenis.

Posteriormente en sus redes sociales incluso bromearía, al comentar un tuit con un video del smash salvador de la bola de partido, afirmando que la victoria “ nunca estuvo en duda”. La jugadora pese al tono jocoso en twitter trasmitió una importante lección. Nunca dudes de ti mismo, incluso si la situación es complicada. Con una mezcla de fé y suerte, todo es posible. Contra todo pronostico y después de haber encajado once juegos consecutivos ante la francesa Jessika Ponchet, Moore entró en la historia del Tenis.

La victoria significó para Moore un dulce alivio después de unos años difíciles, en donde la británica, había pasado por una racha de lesiones complicadas perdiendo la atención de la WTA y de las casas de apuestas. Pero esta victoria que ya se quedará grabada en la historia del tenis hará mella en esta joven tenista que posee nueve títulos ITF y ha logrado alcanzar la segunda ronda de Wimbledon en 2016. Además de calar hondo en los aficionados al tenis, que verán que nada es una apuesta segura y que sólo si se tiene fé es posible un acto de tal magnitud como la de remontar 2 sets contra todo pronóstico.


Like it? Share with your friends!

125
125 points

What's Your Reaction?

No me gusta No me gusta
16
No me gusta
Me gusta Me gusta
16
Me gusta
Me encanta Me encanta
11
Me encanta
Me duelen los ojos Me duelen los ojos
6
Me duelen los ojos
5 euros de Freebet gratis por la patilla (Sin letra pequeña).