100
100 points

Los Rams de 1999 son recordados por hacer una de las mejores temporadas en la NFL, ganando contra todo pronóstico la 34 edición de la Super Bowl americana.

La historia de los Rams puede encajar perfectamente en una típica película americana de deporte. Tras caer a lo más bajo, contra todo pronostico resucitan para romper todos los pronósticos deportivos y situarse en los más alto de la historia del deporte.

En deporte al minuto te  traemos la historia de un equipo de fútbol americano que paso a la historia por superar las adversidades y entrar en la historia de la NFL por la puerta grande.

 

El desastre de 1998

La temporada anterior resulto difícil para el equipo de St. Louis. Solo 4 victorias y 12 derrotas. Con este panorama, las casa de apuestas situaban a los Ram como la peor apuesta deportiva para la siguiente campaña, y sin ninguna chance de hacer algo importante durante la temporada que entraba.

La lesión de su mejor hombre, Trent Green, por una lesión en su rodilla izquierda, fue un hándicap añadido que sumo en tristeza a los Rams , que veían muy mermadas la posibilidades de ganar partidos sin su mejor quarterback.

Pero como en todas la buenas historias, de las cenizas es cuando se renace. O así lo veía su entrenador, Dick Vermeil, que tras la lesión de Green, declaraba a modo premonitorio: ‘’Esto es parte del negocio, nos reuniremos alrededor de Kurt y jugaremos buen fútbol’’.

 

Who is this guy? (¿Quien es ese chico?)

Así titulaba la revista Sport Ilustrated la portada con de Kurt Warner, tras su primer partido con los Rams. Como toda buena película americana, un equipo heroico, necesita un héroe. Y así fue la historia de superación de Kurt Warner, al que hacía mención Vermeil en sus declaraciones.

Dos años antes de su llegada a los Rams, Warner había estado trabajando en un supermercado tras no poder acceder a la NFL en el draft de 1994.

Paso algunos años en ligas menores como el fútbol Arena o la NFL Europa hasta su llegada a los Rams en 1999, tras dos buenas campañas en sendas ligas.

Con la lesión de Trent Green, Vermeil apostaba por Kurt. Este no defraudaría en su primer partido, donde hizo lo que nadie había hecho hasta el momento: hacer tres touchdown en 300 yardas. Algo inaudito hasta el momento y que puso a Warner en la orbita de la NFL, rompiendo todas las estadísticas y los pronósticos deportivos.

 

El mayor espectáculo sobre el césped (artificial)

El equipo revelación de la NFL no lo era solo por la racha de victorias. Sino por su juego.

Un juego nunca visto hasta el momento en el fútbol americano y que se caracterizaba por los altos vuelos en las recepciones de los pases, la velocidad de los movimientos ofensivos, así como su solida defensa.

Los Rams, eran un equipo sin precedente, igual que su terreno de juego, césped artificial. Una superficie poco común en los 90, que le valieron un apodo que aun se recuerda con cariño. ‘’The Greastest Show on Turf’’ (el gran espectáculo sobre el césped) que acuñaría  el periodista de la ESPN, Chris Berman, modificando ligeramente como se conocía inicialmente  a este equipo: ‘’The Greastest  Show on Earth’’.

Con estos ingrediente y dos pilares, con  Warner como quarterback y Isaac Bruce como corredor, el equipo desmontaba cualquier estrategia rival, desmoronando todas las apuestas deportivas hechas  hasta el momento en contra.

El propio Isaac Bruce fue uno de los artífices de uno de los mejores momentos en la historia de la franquicia de St Louis.

El jugador pasaría a la historia de los Rams, al conseguir una carrera que daba la victoria sobre los Buccaneers, 11 a 6.

El momento de película, protagonizado por (como no) Warner como pasador e Isaac Warner, fue vivido por su protagonista como si de eso se tratara, una película. En palabras del propio Isaac: ‘’todo transcurrió a cámara lenta, veía todo y a todos en  cámara lenta, sin sonido, sin escuchar nada’’.

Para darle más dramatismo a la película, resulto que Isaac estaba lesionado y no dijo nada porque sabia que esa carrera era decisiva, y no permitiría que su entrenador lo sacara del campo.  Nadie lo supo, ni siquiera su entrenador.

No era para menos, la gran carera protagonizada por Bruce, valía la clasificación para la primera final de la Super Bowl en la historia del club.

 

La Super Bowl XXXIV

La final fue el punto culmine a una temporada sin parangón en en la historia de la NFL. Fue un despliegue de las armas en defensa y en ataque, que los Rams mostraron a lo largo de toda la temporada, y que resulto una apuesta segura para ganar por 23 a 16, la 34 edición de la Super Bowl americana.

La racha no quedo ahí, y los Rams mantuvieron en el año 2000 la racha con el cambio de entrenador. El puesto vacante tras la salida de Vermeil, habría la puerta de llegada a  Mike Martza. En ese año, fue la primera vez que un un ataque ganaba 7000 yardas y anotaban 540 touchdown.

Sin duda, una historia de película que los aficionados a la NFL recuerdan con cariño.


Like it? Share with your friends!

100
100 points

What's Your Reaction?

No me gusta No me gusta
13
No me gusta
Me gusta Me gusta
10
Me gusta
Me encanta Me encanta
6
Me encanta
Me duelen los ojos Me duelen los ojos
3
Me duelen los ojos