95
95 points

Dicen que adelantar en el gran premio de Mónaco solo esta reservado para unos pocos elegidos. Aquellos que saben hacer de lo imposible una posibilidad y que contra todo pronóstico sacan el conejo de la chistera para dejarnos boquiabiertos. La carrera de 2010 de Fernando Alonso, o “ magic Alonso “ como se le conoce, es una demostración de que cada cierto tiempo, el deporte nos brinda genios como estos.

Fernando empezó el fin de semana de Gran Premio con mal pié, en la sesión del sábado de entrenamientos libres se fué contra los muros, destrozando parte del chasis. Los mecánicos del equipo Ferrari tuvieron que trabajar sin descanso para instalar el cableado y los sistemas hidráulicos sobre el nuevo coche para llegar con alguna posibilidad de competir el domingo. En una entrevista posterior a la carrera, Fernando haría unas declaraciones dando las gracias al equipo, porque hasta el domingo, incluso las casas de apuestas tenían dudas sobre si Fernando saldría a correr el Gran Premio. A palabras del propio piloto “el coche hasta el domingo ni existía”. Finalmente pudo correr, pero tendría que partir desde el Pit Lane una vez que todos los coches hubiesen superado la primera curva. La apuesta estaba en la estrategia, pese a no ser segura, sería parar en boxes cuanto antes y esperar un “safety car».


La bala roja salió como una exhalación detrás del pelotón. Intentando dar caza a los primeros monoplazas. No habría que esperar mucho para ver el primer “safety car” de la carrera. Nico Hülkenberg se estrellaba en el túnel en la primera vuelta. Fernando aprovechó para parar y cargar los neumáticos duros con los que tendría que terminar la carrera. El plan de permanecer más tiempo rodando mientras los demás monoplazas pasaban por el pit lane salió bien. En un deporte al minuto como la fórmula 1, los segundos son oro y cualquier pérdida en luchas innecesarias se acaban pagando a final de carrera. Fernando se fué abriendo paso en el único punto de respiro del circuito, la salida del túnel, en el que pudo adelantar a varios rivales. Tuvo que sobrepasar a los Hispania. Los Virgin Racing le plantarían problemas mientras que los Lotus, consideraban que esa no era su lucha y le abrían la puerta.

Poco a poco se fue aclarando la parrilla con la parada en boxes y Fernando fue ganando más posiciones. En el carrusel de paradas adelantó a Barrichelo, Schumacher, Massa. Se produjo el abandono de de la Rossa del que también saldría beneficiado el piloto asturiano. De repente y tras solo 22 vueltas Feranando se vió rodando octavo, y conseguiría la sexta posición cómodamente con las paradas de Kobayashi y Rosberg. Desde la vuelta 29 Alonso decidiría empezar a cuidar el coche para llegar a ver la bandera a cuadros. Ningún pronostico deportivo se esperaría que en tan pocos giros, el Ferrari que partía en ultima posición estuviese rodando en sexta.

El Asturiano pese a la estrategia daría una exhibición de clase en diversos adelantamientos en un circuito más que complicado aunque le quitaría hierro al final de la carrera “ felicitando al equipo por la estrategia planteada” y “en especial a Domenicali, por esta decisión valiente y genial”. Sin embargo, Fernando Alonso ya había demostrado a Domenicali en numerosas ocasiones que arriesgar con el asturiano es una apuesta segura.

La carrera continuaba y todavía se vería un par de veces más al coche de seguridad. Una por un accidente del Williams de Rubens Barrichelo en el que el pelotón se volvió a reagrupar. La otra por un salto de una alcantarilla por los aires. El gran premio de Mónaco seguía dando argumentos para apostar a una carrera accidentada.

Colocado Fernando detrás de Hamilton, empezó a tener problemas de degradación, haciendo imposible la persecución al inglés. Unos giros más tarde, Alonso estaría más preocupado de mantener la posición con su perseguidor, Michael Schumacher. El problema de degradación se fué acentuando cada vez más. Tuvo que decidir entonces el piloto si parar y echar por tierra la remontada o apretar los puños y aguantar hasta el final. Tomó la decisión valiente y decidió rodar hasta el final.

Cuando faltaban dos giros para el final, un choque entre Trulli y Chandhok provocó la entrada del coche de seguridad por enésima vez, que se mantendría en pista hasta el final. Sin embargo, con una maniobra ilegal ( ya que el coche de seguridad estaba en pista ) Michael Schumacher se deshizo de Alonso en el ultimo giro, arrebatándole la sexta plaza. El asturiano entraba en línea de meta en séptima posición. Aunque el pronóstico deportivo de todo el “paddock” era la de que los comisarios le devolverían la plaza a Alonso. Así fué.

El Asturiano culminaría contra todo pronostico una de las mayores remontadas de la historia de la formula 1 en un gran premio tan mediático como complicado como es el del principado de Mónaco. “Magic“ Alonso volvió a ponerse la chistera una vez más para mantenerse luchando en ese mundial de 2010, tan complicado, contra los poderosos monoplazas Red Bull.


Like it? Share with your friends!

95
95 points

What's Your Reaction?

No me gusta No me gusta
3
No me gusta
Me gusta Me gusta
34
Me gusta
Me encanta Me encanta
33
Me encanta
Me duelen los ojos Me duelen los ojos
26
Me duelen los ojos
5 euros de Freebet gratis por la patilla (Sin letra pequeña).