117
117 points

Los Juegos Olímpicos son una competición en donde la épica y los resultados contra todo prónostico se producen con regularidad. Te contamos cuatro momentos en los que se produjeron resultados inesperados.

La mayor competición del deporte, los Juegos Olímpicos, no esta exenta de resultados inesperados. La gran variedad de deportes que se dan cita en el mes de junio hace que muchas veces, los pronósticos deportivos salten y se den sorpresas inesperadas.

En Deporte al minuto rescatamos cinco momentos inesperados en la historia de los Juegos Olímpicos. Comenzamos!

Abebe Bikila en 1960 y 1964

El atleta Etíope nacido en 1932, protagonizo una de las historias más sonadas y recordadas en la historia de los Juegos Olímpicos. Contra todo pronóstico, gano dos maratones seguidos en dos Juegos consecutivos: Roma en 1960 y en Tokio en 1964.

Su primera gesta estuvo llena de grandeza. Pocas casas de apuestas actuales apostarían en aquel momento por un atleta de Etiopía  para ganar la maratón y mucho para romper el record establecido hasta el momento. Tampoco entraba en los pronósticos del seleccionador nacional, que tuvo que incluirlo en el equipo tras la lesión de uno de los corredores del equipo. Parecía que pocos contaban con él.

Sin embargo, Bikila rompería todas estas barreras que se le ponían hasta el momento. El africano gano la maratón de Roma, batiendo el record establecido hasta el momento y realizando los 42 y 195 metros en una tiempo impensable para la época: 2:15:16.

Bikila se convertía así en el primer africano en ganar una medalla olímpica y lo hizo con una particularidad que pasaría a la historia: corrió descalzo.

Cuatro años después volvería a romper los pronósticos deportivos, ya que, a pesar que su victoria en 1960 le precedía, su preparación para  Tokio en 1964 no era la mejor.

Una apendicitis lo tuvo en el dique seco durante algunas semanas y llegaba falto de entrenamiento. A pesar de esto, y esta vez corriendo con calzado, consiguió batir otro record para la posteridad. Hacer la maratón en 2 horas 12 minutos.

Michael Phelps y su 8 medallas de oro  

El nadador de Baltimore es de sobra conocido por todos, por sus increíbles gestas sobre el agua, sobre todo en competiciones olímpicas. Pero hubo un tiempo en que a pesar de tener madera de estrella, pocos tenían en sus apuestas deportivas que rompería el record de Mark Spitz.

El  también atleta americano había conseguido siete medallas de oro en Munich ‘72 y establecía un record poco probable de batir.

Sin embargo su compatriota américo lo haría, contra todo pronostico, 36 años después, tras su intento fallido en 2004.

Atenas 2004 fue el acercamiento a una gesta que nadie ha repetido, a excepción del tiburón de Baltimore.

En Atenas se afianzo en el top mundial de la natación con seis oros y dos bronces. Un joven de 19 años de edad comenzaba a romper todas las  apuesta deportiva.

En Beijing 2008 la apuesta segura parecía claramente el ‘’WonderBoy’’. Sin embargo pocos creían en su hazaña de conseguir 8 oros.

Pero la historia de Phelps, es de superación. En esta edición de los Juego Olímpicos, arraso con todo lo que se puso por delante y consiguió las 8 medallas igualando y rompiendo el record de Mark Spitz.

Su historia no solo quedo ahí, sino que esas 8 medallas forman parte de de las 22 medallas de oro que consiguió en sus 4 participaciones en los Juegos, donde rompió todos los pronósticos deportivos desde su aparición.

Empate de en 100 metros libre

La natación parece ser uno de los deportes donde más sorpresas ocurren durante la celebración de los juego olímpicos.

En 2016, ocurría algo insólito con lo que las casa apuestas deportivas no contaban. Un empate en los 100 metros femeninos.

La canadiense Simone Manuel y la (también primera y sorprendente) afroamericana, Penny Oleksiak, empataban en tiempos con 57.70, estableciendo además un record olímpico en esta categoría.

La carrera no estuvo excepta de épica tampoco. Las apuestas daban como clara favorita a la australiana Cate Cambell, que venía de batir el record mundial, con un 52.06 en los 100 metros.

La primera mitad de la carrera parecía transcurrir con normalidad, ya que en los primeros 50 metros la australiana se colocaba primera. Pero los siguiente 50, tanto la americana Oleksiak, como la canaienze Simomne Manuel, aparecían por la derecha y por la izquierda para dejar en una sexta plaza a Cambell y sorprender al mundo con un empate. El empate supuso el record y la doble medalla de oro para Oleksiak y Manuel.

Este hecho no ocurría desde Los Ángeles ‘84, donde contra todo pronóstico, Carrie Steinseifer y Nancy Hogshead igualaron el crono en 100 metros con un tiempo de 55.92.

México- Brasil en Londres 2016

La selección comandada por Neymar se vio superada por un equipo compacto como México.

Un tempranero gol en el minuto 1 de los mexicanos encarrilaron el partido, para comenzar a romper lo que parecía una apuesta segura: que Brasil ganara.

Pero el fútbol siempre tiene sorpresas, y más si cabe en unos Juegos Olímpicos.

La selección mexicana hacia así historia colgándose la medalla de oro por primera vez en la historia de su fútbol, y dejando con el sabor en la boca a un equipo brasileño que que lleva en busca de el desde hace décadas.

 


Like it? Share with your friends!

117
117 points

What's Your Reaction?

No me gusta No me gusta
23
No me gusta
Me gusta Me gusta
20
Me gusta
Me encanta Me encanta
16
Me encanta
Me duelen los ojos Me duelen los ojos
13
Me duelen los ojos