La construcción de la Grecia campeona

2 min


88
88 points

Grecia llegaba a la Euro de 2004 como una selección débil, no poseía grandes estrellas en su plantilla, ni tampoco un entrenador con renombre que hiciese de esos jugadores un equipo tácticamente campeón. Pese a ello, el entrenador, Otto Rehhagel sabía que tenía que inculcar a sus jugadores un plus de dureza, disciplina y humildad. Solo consciente de sus defectos, sería capaz de competir contra las todo poderosas selecciones Europeas.

Como primer hito, el entrenador alemán llevo a la clasificación para la Euro, acabando primera de grupo, por delante de España, que en aquel entonces, era una selección todavía mediocre. Teniendo claro los conceptos, Grecia se forjó como un bloque muy homogéneo, en el que no destacaba ningún jugador por encima del otro. La selección defendía cerrada atrás, dando muchos metros al rival y confiando en que en alguna transición acabaran marcando en la portería contraria.

Euro 2004

Los helenos llegaban al grupo A sin el favoritismo que tenían otras selecciones. Estaba en el grupo de España, Portugal, la anfitriona y Rusia. Contra toda lógica los griegos harían saltar las casas de apuestas dando la sorpresa en el primer partido al batir a Portugal.

Después de esa hazaña, los griegos ya no ganarían ningún partido más en el grupo, solamente empatando contra España y perdiendo contra Rusia. La carambola del grupo sin embargo, hizo pasar a la siguiente fase a Grecia con 4 puntos en su casillero como segunda de grupo.

En la siguiente ronda se vería las caras contra Francia, ya en declive, pero con figuras como Thierry Henry, Zidane o Makelele entre otros muchos. Sin embargo, Grecia marcaría el único gol de un partido apático de cabeza en el minuto 65. Con eso los helenos pasarían ni más ni menos que a semifinales.

En semifinales de la Euro, grecia se toparía con República Checa. Un rival con jugadores de talla mundial: el balón de oro Pavel Nedved y Tomas Rosicki. El partido se iría a la prórroga después de 90 minutos sin ningún gol. Ahí, otra vez a balón parado, Dellas haría bueno un centro de córner de Karagounis. Minuto 106 y Grecia era finalista.

Contra toda lógica, Grecia parecía una apuesta segura si no fuese porque en la final se encontró a la anfitriona Portugal, que jugaba ante su afición.

Final y resultado contra todo pronóstico

Los griegos, salieron a hacer gala de lo que era de verdad ser un equipo. Aguantaron juntos y arropándose. El “ roteiro “ rodaba más en los pies de una Portugal mucho más técnica que su rival. Además, sus bandas eran endiabladas, a un lado Luis Figo, y al otro, un joven Cristiano Ronaldo. Pese a ello, los griegos aguantaron la primera mitad a los lusos.

Sin embargo, los griegos iban a aprovechar de nuevo, un balón parado para hacer gol, estrategia utilizada durante todo el campeonato. Charisteas hacía un gol para la historia que los lusos no pudieron remontar. Grecia se convertía en la campeona de Europa. Con un fútbol poco atractivo y sin proponer nada vistoso para el espectador, su efectividad fue indudable.

Grecia demostraba que los pequeños también pueden dar la sorpresa contra toda lógica en una Eurocopa. Que el fútbol esta por encima de las estrellas, presupuestos y prestigio. Que a veces, y solo a veces, un equipo pequeño puede dar la sorpresa incluso a las casas de apuestas deportivas contra toda estadística.

 


Like it? Share with your friends!

88
88 points

What's Your Reaction?

No me gusta No me gusta
33
No me gusta
Me gusta Me gusta
30
Me gusta
Me encanta Me encanta
26
Me encanta
Me duelen los ojos Me duelen los ojos
23
Me duelen los ojos