119
119 points

La trayectoria de un futbolista profesional tiene varias lecturas posibles, la duración, que en la mayoría de los casos es corta en cuanto a lo que vida laboral se refiere (la mayoría no pasa de los 35 años), en cuanto a los títulos que gana, los goles que ha metido…

Pero los que han practicado alguna vez este deporte saben de la exigencia personal a la que están sometidos y a la importancia de coger el camino apuesto al de las lesiones para, dure el tiempo que dure, poder disfrutarla pisando el verde y no encima de una camilla.

Por desgracia para los aficionados al deporte rey, hay jugadores que han tenido que coger antes de lo previsto el billete de la jubilación ya que sus lesiones los han apartado del fútbol sin ningún tipo de piedad.

Hoy en deporte al minuto vamos a repasar aquellas carreras que se han acabado antes de tiempo o como en algunos casos tienen toda la pinta de que así lo harán.

Kingsley Coman, piensa en su retirada con 22 años

Quién lo hemos visto jugar alguna vez, sabemos que si a sus 22 años las lesiones lo respetasen estaríamos hablando de un jugador con las condiciones necesarias para meterse en el Top 10 del mundo. Su agilidad con los pies, su potencia y su velocidad hacen que este extremo del Bayern de Múnich estuviese llamado a sentarse a la mesa de los mejores jugadores del planeta.

Pero en su vida se han cruzado las las lesiones y entre periodos de recuperación, readaptación y de prueba (la mayoría de las veces con recaídas) lo han mantenido alejado de disputar partidos en la Bundesliga.

Debutaría con solo 16 años en el París Saint Germain y tras irse a la Juventus ha acabado en Alemania y confesando que no volverá a operarse, que prefiere una vida anónima que seguir con el calvario que le supone enfrentarse a las lesiones.

Menos actual pero mucho más conocido fue el caso de Fernando Redondo, uno de los mejores mediocentros de la historia del fútbol. Garra, mando y mucha clase definían a este “5” de los que ya no quedan.

Tras su etapa con el Real Madrid donde fue dos veces campeón de Europa y de la Liga Española fue traspasado al AC Milan, donde una serie de lesiones crónicas en la rodilla lo empujaron a una retirada que nos hubiese gustado vivir mucho más tarde.

Marco Van Basten dejó el fútbol a los 28 años tras tres balones de oro y 227 goles oficiales. Este delantero Holandés viviría la época dorada del fútbol Holandés y también la mejor época del AC Milán.

Un delantero que elevaba la clase al cielo de los goles con su juego exquisito y sus movimientos que más que desmarques parecían levitaciones sobre el terreno de juego de un 9 que nos dejó demasiado pronto.


Like it? Share with your friends!

119
119 points

What's Your Reaction?

No me gusta No me gusta
26
No me gusta
Me gusta Me gusta
26
Me gusta
Me encanta Me encanta
21
Me encanta
Me duelen los ojos Me duelen los ojos
16
Me duelen los ojos